• Registro
Español(Spanish Formal International)Galician (Galego)Português (Brasil)English (United Kingdom)
La comunicación entre las bacterias les ayuda a resistir a los antibióticos Imprimir Correo electrónico
Noticias fqgalicia
Miércoles 09 de Octubre de 2013 17:58

06 de julio 2013

Una nueva investigación de la Universidad de Western desvela un nuevo medio de comunicación que permite a las bacterias como Burkholderia cenocepacia (B. cenocepacia) a resistir a los tratamientos antibióticos.

B. cenocepacia es una bacteria ambiental que causa infecciones devastadoras en los pacientes con Fibrosis Quística (FQ) o con sistemas inmunes comprometidos. Dr. Miguel Valvano y primer autor Omar El-Halfawy, estudiante de doctorado, muestran que las células más resistentes a los antibióticos en una población bacteriana producen y comparten moléculas pequeñas con menos células resistentes, haciéndolas más resistentes a los antibióticos. Estas pequeñas moléculas, que se derivan de los aminoácidos modificados (los bloques de construcción utilizados para hacer proteínas), no sólo protegen a las células más sensibles de B. cenocepacia sino también otras bacterias, incluyendo un patógeno altamente prevalente en FQ, Pseudomonas aeruginosa, y E. coli.

La investigación se publica en la revista PLOS ONE. "Estos resultados revelan un nuevo mecanismo de resistencia a los antibióticos sobre la base de la comunicación química entre las células bacterianas por pequeñas moléculas que las protegen contra el efecto de los antibióticos", dice el Dr. Valvano, profesor adjunto en el Departamento de Microbiología e Inmunología de la Escuela Schulich de Medicina y de Western Odontología, actualmente es profesor y presidente de la Universidad de Queen en Belfast. "Esto allana el camino para el diseño de nuevos fármacos que bloqueen los efectos de estas sustancias químicas, reducciendo de forma efectiva la resistencia a los antimicrobianos". "Estas pequeñas moléculas pueden ser utilizadas y producidas por casi todas las bacterias con excepciones limitadas, por lo que podemos considerar a estas pequeñas moléculas como el lenguaje universal que puede ser entendido por la mayoría de las bacterias", dice El-Halfawy, quien calificó los hallazgos de emocionantes. "La otra forma por la que la Burkholderia cenocepacia tiene un alto nivel de resistencia es por la liberación de pequeñas proteínas que se unen a los antibióticos letales, lo que reduce su eficacia." El siguiente paso es encontrar maneras de inhibir este fenómeno.

 
Copyright © 2017. Asociación Gallega contra la Fibrosis Quística. Designed by idsoft.es